FIV en ciclo natural: informar a medias es desinformar

Uno de los puntos de inflexión en la joven historia de nuestra especialidad, la reproducción humana asistida, fue la posibilidad de conseguir un número exponencialmente más elevado de ovocitos en un solo ciclo gracias a la farmacología hormonal para la estimulación ovárica. Esto ha supuesto un notable incremento de las tasas de embarazo mediante técnicas de fecundación in vitro en sus distintas variantes.

La estimulación ovárica controlada aporta múltiples beneficios con un riesgo mínimo. Esto es así siempre que se realice por equipos médicos expertos, cualificados y en centros dotados con la tecnología adecuada.

En mi opinión, la estimulación ovárica debe ser la norma general en cualquier proceso de FIV, teniendo presente que estamos hablando de distintos grados de estimulación en base a las características de la paciente, la causa de infertilidad y el tratamiento a aplicar.

¿Y qué es la FIV en ciclo natural, o no estimulado? Es el tratamiento en el que no se emplea medicación; simplemente se realiza un seguimiento del ciclo ovárico espontáneo y se trata de obtener el posible óvulo que se desarrolle en ese ciclo para  su fecundación.

Por tanto, hablar de FIV en ciclo natural –lo que nos permitiría disponer del único ovocito que genera la mujer de forma natural y periódica– es apelar, necesariamente, a una casuística concreta: pacientes en las que no es posible un desarrollo de varios folículos en un tratamiento de estimulación.

La Unidad de Reproducción Moncloa, en coherencia con la política de máxima transparencia informativa hacia nuestros pacientes, no ofrece por defecto la posibilidad de una FIV en ciclo natural como un servicio a la carta apoyado en argumentos como “más económico, menos agresivo o con idénticas posibilidades de éxito” que una FIV con estimulación ovárica. No lo hacemos porque la posibilidad de una FIV en ciclo natural –como señalaba anteriormente– sólo debería venir impuesta por la imposibilidad de conseguir resultados en pacientes con baja reserva ovárica que solo nos permite la obtención de un único folículo capaz de desarrollarse; el cual, en un número importante de casos –cuando esta insuficiencia ovárica es manifiesta–no producirá un ovocito que evolucione a un niño vivo sano. Consideramos, por tanto, una posibilidad de éxito muy baja.

Sin medicación, menor tasa de embarazo

Las tasas de embarazo por ciclo en pacientes menores de 35 años no llegan al 20% en FIV de ciclo natural (Utilization and success rates of unstimulated in vitro fertilization in the United States. J.D. Gordon, M. Dimattina y A. Reh, 2013). Cifra aún más baja según otros estudios, que la fijan en un 15% (Natural cycle IVF: evaluation of 463 cycles and summary of the current literatura, S. Roesner, U. Pflaumer y A. Germeyer. 2014).

Renunciar a optimizar un ciclo de ovulación con la obtención de múltiples ovocitos es desequilibrar la variable coste-oportunidad en favor de razones difícilmente entendibles desde una óptica estrictamente médica y científica. Si no existe causa médica que lo justifique, ofertar una FIV en ciclo natural es venderle a la paciente una idea errónea que responde, quizás, a un interés crematístico en favor de quien lo ofrece. Conviene recordar que cada ciclo tiene un coste económico para la paciente y habrá que realizar sucesivos tratamientos si los resultados no afloran a la primera, o a la segunda, o a la tercera… En todo caso, una FIV en ciclo natural, de forma aislada, tiene “un menor coste en medicación pero, también, una menor tasa de embarazo” (Modified natural cycle versus controlled ovarian hyperstimulation IVF: a cost-effectiveness evaluation of three simulated treatment scenarios, H. Groen, N. Tonch, A.H. Simons. 2013).

Si a pesar de todos los argumentos que le trasladamos a la paciente, insiste en la opción de FIV en ciclo natural, así será. Pero, en nuestro caso, habremos informado con total transparencia y desde una visión médica basada en la experiencia, la estadística y el estudio de cada caso. Informar a medias es desinformar.

← Volver